lunes, 3 de diciembre de 2012

Algún día, en algún lugar


Algún día, en algún lugar
con mi lengua dibujaré 
mariposas en tu pecho
y las pintaré con besos.
Con mi aliento les daré vida,
se desperezarán ansiosas
en el mundo de tu cuerpo,
abrirán sus alas
y con la mirada puesta 
en el horizonte de tu piel
revolotearán decididas a explorar
cada centímetro de tu geografía.
Algún día, en algún lugar
sus colores serán la bandera
a la que jurarán lealtad
mis deseos desterrados de patria.
Algún día, en algún lugar...

                                              A.B.B. 3 de diciembre de 2012



Mariposas que vuelan dentro





2 comentarios:

  1. Antes... hasta hace un momento, justo hasta antes de leerte, ver una mariposa me recordaba una historia de cuando peque, aquello de "si ves una mariposa blanca, es que vas a recibir una carta" mentira y enreo, y menos con el correo electrónico jejeje
    Ahora, ya, después de leerte... cuando vea una mariposa, pensaré en lenguas que dibujan sobre el pecho cosas... ricas, ricas jejeje
    Achuchones so bestia de los versos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorry, se me había pasado por alto tu mariposeante comentario. Afú lo que me has llamado, me temblequean las piernas. Besos, artista ;)

      Eliminar