lunes, 5 de junio de 2017

El gran silencio

Como hago cosas muy raras ayer estuve viendo este documental, incluidos dos intentos de dormirme. 
Ciento sesenta minutos de silencio solamente rotos por los ruidos de pasos, toses, viento, lluvia, truenos y cantos, dan para mucho.
Mi resumen: Unos encuadres muy bonitos. En mi opinión de inculta vi reflejados cuadros de Zurbarán. Después de los años que le costó al pobre director poder rodar en el convento, se lo tenía que currar. Éste sí que tiene paciencia.
La única conclusión a la que llegué fue "vaya coñazo de vida. Mal empleada. Menudo aburrimiento. Con lo bonito que es vivir".
Si no aguanté las casi tres horas sin moverme del asiento como para encarcelarme de esa manera. 
Bueno, os dejo la sinopsis por si alguno estáis tan tarado como yo.

"En 1984 el director alemán Phillip Gröning pidió permiso a la Orden de los Cartujos para rodar una película en el interior de uno de sus monasterios. Le dijeron que era demasiado pronto. Quizá más adelante. Dieciséis años después recibió una llamada. Había llegado la hora...
Los preparativos llevaron dos años, el rodaje uno y la postproducción dos más. Han transcurrido, por tanto, veintiún años hasta su completa finalización. 
El gran silencio muestra por primera vez el día a día dentro del "Grande Chartreuse", el monasterio de referencia en los Alpes franceses de la legendaria Orden de los Cartujos. 
Presentada en el Festival de Venecia y premiada en el Festival de Sundance (Gran Premio del Jurado) y en los Premios del Cine Alemán (Mejor documental), el film ha sido un gran acontecimiento cultural en Alemania, Italia y Austria, donde ha obtenido gran éxito entre público y crítica. Una película austera, cercana a la meditación, al silencio, a la vida en estado puro. Sin música, excepto los cantos de monjes, sin entrevistas, sin comentarios, sin material adicional. Ciento sesenta minutos de cine en silencio"



No hay comentarios:

Publicar un comentario