lunes, 5 de junio de 2017

Nieve negra

La verdad es que me quedé un poco chasqueada con Nieve Negra. Sbaraglia y Darín están para rechupetearlos repetidas veces, la trama está bastante bien llevaba, pero desde el minuto "guan" se sabía lo que querían esconder (o igual es que yo soy muy relista; tendré que esperar para saber si os pasa lo mismo) y algunas cosicas eran un tanto manidas.
Me gustó mucho la fotografía y la manera de enfocar la cámara (como se llame eso en lenguaje cinematográfico) pero rediós, ¿qué pasa con las actrices hoy en día? La tal Laia Costa era mala de solemnidad. (Lo siento por ella si me lee pero es mi opinión). Peor que la interpretación de Marta Etura en El guardián invisible.
Se carga totalmente los papeles de los guaperas. ¿Dónde coño las eligen? A esta mujer no la conocía de "nazin" así que no podía decir aquello de "no sé por qué pero me cae mal". Llegué a pensar que tenía que hacer papel de tonta ñoña, pero pese a eso me parecía horrible su papel de tonta ñoña.
En fin, un desastre o como un actor se puede cargar una película en décimas de segundo.
Rogaría a los señores directores que se limpien el tercer ojo y no se queden solo con los dos del cuerpo físico porque salta a la vista que no tienen vista. 
Creo que no me van a contratar de crítica del séptimo arte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario